Prisionero Político

 

 

“La oscuridad no puede deshacer la oscuridad; únicamente la luz puede hacerlo. El odio nunca puede terminar el odio; únicamente el amor puede hacerlo.” Martin Luther King

El texto que a continuación comparto, es fragmento de una carta publica del comisario Ivan Simonovis, (en twitter: @simonovis) que en su momento fue titulada "¿El Problema es de Liderazgo?" y que seguramente ya muchos de quienes me obsequien el honor de visitarme conocen, pero que deseo compartir también en este espacio por el placer de brindar mi apoyo en primer lugar, y por una característica que poderosa y de grata manera me ha llamado la atención; la contundente serenidad del mensaje. No digo que en el corazón y pensamientos del amigo Simonovis no existan sentimientos de decepción, odio y resentimiento por la indignante situación que tanto a el como a sus seres queridos le ha tocado enfrentar, pero en este llamado su corazón se vistió de Amor, Fe y Esperanza… y Amor, Fe y Esperanza en su reflexiones transmite de cara a un proceso determinante como ningún otro en la historia reciente de nuestro país, las elecciones legislativas de Septiembre 26.

Felicito pues al amigo Simonovis, pues con su mensaje entrega un valioso aporte a ese necesario despertar de conciencias y de corazones como tan solo es capaz de lograrlo lo que se expresa desde el Amor y no desde el odio, porque “la oscuridad no puede deshacer la oscuridad” jamás lo ha hecho y jamás lo hará.  Mi solidaridad con el y con todos los hombres y mujeres que directa e indirectamente sufren este tipo de arbitrariedades de parte de una administración que de tal manera ha errado el camino, que no deja de tropezarse con su propia torpeza en perjuicio de tan noble y hermoso país y su gente. A continuación las reflexiones en cuestión:

“Encerrado en la celda que ocupo, con tiempo de sobra para pensar, me pregunto: ¿Qué hemos aprendido de todos estos fracasos? ¿Cuándo será que dejaremos los venezolanos el egoísmo y personalismo, para darle paso al pensamiento grupal? ¿Cuándo podremos darnos el tiempo para pensar antes de actuar, de liderar en función del país, sin intereses particulares o partidistas? Si algo se aprende cuando el tiempo te consume es ver en detalle los posibles escenarios: las encuestas revelan una significativa disminución de la popularidad de Chávez, así como el del oficialismo, también reflejan que la oposición no ha crecido en nada, pero es que, ¿hacia dónde podría crecer? No hay un mensaje claro, ni incluyente. No hay argumento que logre cohesionar y sumar a quienes cada día más dejan de creer en el decolorado proyecto del "Socialismo del siglo 21".

No logramos sobrepasar ese 31% de aceptación porque no convencen, y no convencen porque NO transmiten el añorado sosiego, el proyecto de país que todos queremos; terminan sonando a toldas partidistas que no dejan de pensar en sus cuotas de poder y no en un proyecto país. Más ya el line up está decidido. Es el equipo con el cual debemos jugar. Al cual debemos apostarle todo. La MUD hizo su mejor esfuerzo y ya sabemos quién, dónde y por cuál circuito irá. Ahora falta el mensaje. El que convenza. El que coincida con el pueblo. No por populismo, sino por sentido común. Un discurso coherente dentro del contexto de trabajo planteado y las propuestas para una nueva y mejor alternativa de país.

Gandhi, Nelson Mandela, Martín Luther King, por nombrar a algunos, fueron líderes que lucharon contra la peores opresiones. Su mensaje era pacífico pero contundente, guiaron con tenacidad y sabiduría a sus seguidores, por meses y años sin la oportunidad que ofrecen los medios de comunicación que tenemos hoy. ¿La diferencia? La calma. La trascendencia de visión.

El compromiso con el pueblo, no con el poder. No podemos seguir cometiendo los mismos errores. Esta puede ser la última oportunidad que tenemos. Para aprovecharla debemos concretar un equilibrio en la AN, una correlación de fuerzas que permita la mayor representatividad de todos quienes habitamos este país.

Independientemente de la tendencia política, considero supremamente importante que los líderes de la oposición a 3 meses de las elecciones no solo aparenten, sino que también demuestren que son capaces de luchar a corto mediano y largo plazo por satisfacer las necesidades básicas de los venezolanos. Es la opinión de un preso que aún tras las rejas percibe a una nación que requiere de guías claros y honestos, más que liderazgos improvisados. Tanto como se requiere de seguridad, paz y futuro.”

Iván Simonovis

Prisionero Político

Nota: Ver carta completa aquí: "¿El Problema es de Liderazgo?"

Sígueme en Twitter: @todolopuedes

Prisionero PolíticoSocialTwist Tell-a-Friend
 
Algo Más... © Creative Commons 2010 | Plantilla Quo creada por Ciudad Blogger